dormir con dolor en el cuello

Cómo dormir con dolor de cuello

El dolor de cuello puede que sea una de las molestias, por lo general muscular, que con mayor frecuencia afecta nuestras horas de sueño, es difícil conseguir posiciones cómodas y puede que a veces las soluciones que buscas, solo empeoran los resultados a la mañana siguiente.

dormir con dolor en el cuello
Consejos para dormir teniendo dolor de cuello

En el siguiente artículo te explicamos todo lo que tienes que saber sobre cómo dormir con dolor de cuello, para que esta afección no sea algo que te prive del sueño reparador que tanto necesitamos, sobre todo en este mundo moderno tan movido y estresante.

Causas del dolor de cuello

Las razones de un dolor de cuello, por línea general, suelen provenir de diferentes condiciones relacionadas a los músculos que rodean nuestro cuello y que nos dotan de esa tan sagrada movilidad, necesaria para poder llevar nuestra vida diaria.

Ahora te exponemos las causas del dolor de cuello que te pueden estar afectando, para facilitarte el diagnóstico y ayudarte a tomar cartas en el asunto:

  • Espasmos musculares:

Los espasmos musculares, también conocidos o asociados a la Tortícolis, por lo general se dan cuando una persona realiza movimientos bruscos, a los que sus músculos del cuello no están adaptados, también las malas posturas al dormir pueden generar estos espasmos musculares, los cuales suelen ser temporales.

  • Tensión en los músculos:

La tensión en los músculos del cuello suele ser una causa muy común, esto se debe a que el estrés parece ser un factor que ha ido en aumento en la población a nivel mundial en los últimos años. El estrés suele acumularse en las zonas lumbares y del cuello, generando con frecuencia una tensión que se traduce en dolor.

  • Bruxismo:

El bruxismos es una condición que hace que las personas duerman apretando o rechinando los dientes, algunas veces la presión suele ser tanta y de forma inconsciente que al despertar, las personas experimentan fuertes dolores en los músculos de la mandíbula y el cuello, esta afección de orígenes desconocidos hasta ahora es más común de los que se cree.

  • Posturas inadecuadas:

Esta es muy común si eres una persona que se expone a condiciones de trabajo de oficina muchas horas, o utilizas el computador por periodos extensos, sin la comodidad requerida puede parecer exagerado, pero esto suele generar a la larga desde cuadros de dolores crónicos hasta desviaciones en la columna que se traducen en dolores de cuello y espalda.

  • Enfermedades:

Esto solo representa el caso más drástico y solo debe ser considerado si los períodos de dolor en el cuello se extiende a plazos mayores a la semana de duración, hablamos de dolores de amplio espectro, en caso tal de presentar estos síntomas debes dirigirte inmediatamente al médico, la salud es la prioridad.

Cómo dormir con dolor de cuello

Existen técnicas que podemos aplicar para dormir mejor cuando nos vemos expuesto a cuadros de dolor de cuello, los que suelen ser muy molestos e incómodos y que por lo general tienden a afectar de forma muy significativa nuestra capacidad para conciliar el sueño y descansar correctamente mientras dormimos.

  1. Lo primero que podemos probar es dormir con una toalla doblada en nuestro cuello que mantenga lo menos posible el arco, es decir tratando de que nuestra cabeza y espalda queden lo más alineadas posible sin arquear el cuello. Para esta postura no utilizaremos almohadas.
  2. Si se entiende que el dolor de cuello es producto del estrés se recomienda dormir con la almohada bajo las piernas, cuestión que estas queden un poco elevadas y así disminuya la presión sobre nuestra espalda y cuello.
  3. Si el dolor de cuello viene por un espasmo muscular, por lo general, este solo afecta a un lado de nuestro cuello, por esta razón la metodología a seguir es buscar el lado contrario al afectado y dormir de ese lado, de manera tal que no quedemos nunca totalmente boca abajo.

Consejos para quitar el dolor de cuello

Si bien el dolor de cuello es muy intenso hay ciertas medidas que podemos aplicar para quitar el dolor de cuello, o al menos para reducir significativamente la molestia, lo que se traduce en una mayor facilidad para dormir y descansar mucho mejor.

  • Utilizar un relajante muscular:

Existe una amplia selección de medicamentos que se pueden tomar con muy bajos efectos secundarios y sin prescripción médica. Consultar al farmacéutico de turno por si acaso se sospecha de alergia y para enterarse de los mejores, por lo general, los basados en ibuprofeno o el Tiocolchicósido suelen ser bastante efectivos.

  • Estímulo muscular:

El malestar de cuello puede verse aliviado si utilizamos elementos anestesio de bajo espectro útiles para el masaje muscular, como es el caso del mentol o las cremas mentoladas, que tienden a relajar los músculos y a inhibir las señales de dolor que envían los receptores musculares al cerebro y nos ayudaran a dormir.

  • Compresas calientes:

Esta es una técnica muy útil para eliminar el dolor de cuello y ayudarnos a dormir mejor, si tibias una toalla con un poco de agua y la colocas alrededor del cuello, de manera que no te queme o genere más incomodidad, ayudamos a que los músculos del cuello se relajen reduciendo así el dolor y la molestia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *